Tu cuerpo te pertenece

El pasado 10 de diciembre, el Pleno del Parlamento Europeo rechazó el conocido como Informe Estrela, un texto redactado por la eurodiputada socialista portuguesa Edite Estrela, que defiende y reclama el derecho de las mujeres a un aborto legal y seguro y el acceso a métodos anticonceptivos, en el marco de la Unión Europea.

Mucho antes de que, a finales de la década de los sesenta del siglo XX, el término “derechos reproductivos” fuese acuñado, las mujeres ya luchaban por su libertad y autonomía para decidir sobre su vida reproductiva.  Tras la Primera Guerra Mundial, en Alemania aumentó el número de abortos y por tanto el número de condenas por abortos. Pero también se vio incrementado el número de mujeres que fallecían al someterse a “operaciones” para la interrupción del embarazo en manos “poco expertas” y en condiciones nada higiénicas.  Y es que el Código Penal alemán establecía hasta cinco años de cárcel para las mujeres que abortaran. En 1927 la legislación fue suavizada, quedando establecidos, en los artículos 218 y 219,  los supuestos en los que estaba permitida la interrupción del embarazo: básicamente cuando existiera peligro para la madre.  Los medios de comunicación se hicieron eco de los debates parlamentarios sobre el aborto, pero también de las manifestaciones de diversos colectivos, grupos y sectores de la sociedad alemana a favor y en contra de su legalización, en el marco de un amplio debate público sobre el tema. Los partidos comunistas y de izquierda defendían una mayor libertad y permisividad para que las mujeres pudieran interrumpir sus embarazos, llegando a solicitarse la derogación total del artículo 218. Algunos grupos políticos y miembros de la comunidad científica y médica defendían el aborto, pero como última opción en determinados supuestos como la violación y en situaciones de miseria extrema.  En el extremo opuesto estaban los grupos de mujeres católicas “pro-natalistas” que  rechazaban el aborto bajo cualquier circunstancia. En sus campañas antiabortistas estos grupos ponían el acento en las supuestas relaciones entre aborto y la promiscuidad sexual y entre el aborto y la frivolidad de las jóvenes de las ciudades.

Käthe Kollwitz
Käthe Kollwitz: Abajo la ley del aborto, 1924

Las organizaciones comunistas jugaron un papel muy activo en la campaña contra el artículo 218 del Código Penal alemán, contando con el apoyo de grupos de mujeres pertenecientes a la burguesía. El periódico feminista Der Weg der frau, en su defensa de esta campaña, patrocinó una exposición itinerante que fue presentada en Berlín en 1931 bajo el título de Frauen in not (Mujeres necesitadas). La muestra agrupó a un total de 120 artistas, 20 de ellos mujeres, que defendían  la despenalización del aborto, reivindicaban la libertad de la mujer para decidir sobre su cuerpo y denunciaban los sufrimientos y los problemas económicos de las mujeres de la clase obrera, víctimas de una moralidad caduca.

Implicadas activamente en las campañas en defensa del aborto, las artistas Käthe Kollwitz, Alice Lex-Nerlinger y Hanna Nagel participaron en la mencionada exposición. Kollwitz contribuyó con una litografía que llevaba por título Nieder mit dem Abtreibungsparagraphen (Abajo la ley del aborto), Hanna Nagel produjo un grabado titulado El artículo y Alice Lex-Nerlinger  presentó el póster Artículo 218. Cada uno de estos tres trabajos ilustran el activismo en demanda del derecho al aborto durante la República de Weimar (1919-1933), a través del uso de la figura iconográfica de la madre de clase obrera, sin recursos, en situación de extrema pobreza que necesita abortar para evitar el sufrimiento a generaciones futuras. En la litografía presentada por Kollwitz, realizada en 1924 para el Partido Comunista Alemán (KPD), la protagonista es una mujer embarazada que porta un bebé en sus brazos y protege a otro contra su cuerpo, símbolo de las obreras y las madres necesitadas, condenadas a abortar ilegalmente en tiempos de crisis económica.

Hanna Nagel
Hanna Nagel: El artículo, 1931.

En la línea de Kollwitz hay que situar el grabado presentado por Hanna Nagel, centrado en el sufrimiento individual de las mujeres embarazadas. Por el contrario, en el póster de Alice Lex-Nerlinger la imagen central está compuesta por un grupo de seis mujeres obreras, que unidas empujan una cruz con la inscripción “Artículo 218”, símbolo de la ley antiabortista. Lo que planteaba esta obra era la necesidad de que las mujeres unieran sus esfuerzos y se implicaran activamente y de forma colectiva en la lucha por la defensa de sus derechos reproductivos. Con este póster Lex-Nerlinger se adelantaba casi cinco décadas a  algunas de las reivindicaciones de las artistas feministas de finales de los setenta: la despenalización del aborto y la desacralización de los iconos religiosos.

Alice Lex-Nerlinger
Alice Lex-Nerlinger: Artículo 218, 1931.

La llegada de los nazis al poder en 1933, supuso un cambio en la legislación abortista al ampliarse el castigo a la pena de muerte para las mujeres que se atrevieran a abortar. Implantaron, eso sí, el aborto forzado para algunos sectores de la sociedad a los que consideraban inferiores, argumentando que de esta forma prevenían “los nacimientos con taras y la transmisión de enfermedades hereditarias”.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me parece un artículo muy interesante y muy pertinente en estos momentos en que en España va a cambiarse de nuevo la ley del aborto, y no precisamente en favor de la libertad de la mujer ni de su derecho a decidir.

    • Efectivamente, Paloma. Leyes como la que se está preparando recortan derechos y niegan a las mujeres la libertad y el derecho a decidir sobre su maternidad. La derecha más retrógrada parece querer insistir en la maternidad como algo que forma parte del destino biológico de las mujeres, un destino del que no pueden escapar, dentro de un orden patriarcal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s