Tomar la flor

Paul Gauguin-La pérdida de la virginidad-1891En El segundo sexo (1949) Simone de Beauvoir dedica un capítulo a los mitos a través de los cuales los hombres han configurado la imagen de la mujer. En él hace referencia a mitos vinculados con la sangre de las mujeres, en las menstruaciones y en la rotura del himen. Reseña ritos y ceremonias en los que se abusa de jóvenes que no han tenido relaciones sexuales y narra la leyenda de un caballero “que abre un camino difícil entre los arbustos espinosos para cortar una rosa cuyo aroma nadie aspiró; no sólo la descubre, sino que quiebra su tallo y así es como la conquista”. Como señala Beauvoir, “tomar la flor” de una mujer equivale a destruir su virginidad y esa expresión es la que ha dado origen a la palabra “desfloración”. En su análisis de los mitos en torno a la virginidad concluye que en las sociedades más primitivas está presente el temor hacia la mujer y sus poderes, lo que explica que antes de la noche de boda, esté obligada a perder su virginidad. Por el contrario, en aquellas sociedades “más evolucionadas” lo que se exige es que la mujer conserve su virginidad.

Existe, por tanto, una actitud ciertamente ambigua hacia la virginidad, ambigüedad que también se manifiesta en lo relativo a la edad. Por ejemplo, que una mujer joven conserve su virginidad es algo positivo, pero si por el contrario, la mujer es adulta o anciana,  se la considera maldita y por tanto es rechazada, al no haber sido “objeto de deseo” para ningún hombre.

En la leyenda del caballero, la virginidad es una flor. Si la mujer es “desflorada” significa que ha perdido esa flor y, por tanto, su virginidad. Las numerosas representaciones de “desfloraciones” y “pérdidas de la virginidad” que nos ofrece la Historia del arte podrían conformar un género artístico en sí mismo.

Diego Rivera-Tierra virgen-1926IMG_4680Citaré como ejemplos cuatro obras pertenecientes a diferentes épocas y contextos: “La pérdida de la virginidad” (1891) de Paul Gauguin,  “La tierra virgen” (1926) de Diego Rivera, “Desnudo” (1950) de Óscar Domínguez y “La espera” (1956) de Francisco Dosamantes. Cuatro pinturas que tienen en común una serie de elementos: una mujer de larga cabellera, desnuda, que yace sobre el suelo, esperando al caballero que debe arrebatarle la flor o planta, que a veces aparece representada entre sus manos. Pero, eso sí, antes de lograr su objetivo, éste deberá abrirse camino entre la vegetación amenazante.

Francisco Dosamantes-La espera-1956Desflorar. Repulsivo verbo. Y sus sinónimos lo son aún más si cabe: violar, forzar, estuprar, profanar, raptar, violentar, estrenar, desvirgar, abusar, escarnecer, deshonrar, mancillar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s