En busca de Penélope

Edward Hopper, Muchacha cosiendo a máquina, 1921-1922, Museo Thyssen Bornemisza, Madrid.
Edward Hopper, Muchacha cosiendo a máquina, 1921-1922, Museo Thyssen Bornemisza, Madrid.

Como crítica al canon artístico masculino dominante, algunas artistas feministas de los años setenta abogaron en sus obras por borrar las fronteras entre el arte y la artesanía, desafiando en su trabajo creativo esta distinción y reivindicando la inserción en el estatuto artístico de áreas que habían sido despreciadas e ignoradas como la costura, la cerámica o el bordado.  

Diego Velázquez, La costurera c 1640-1650, National Gallery of Art Washington
Diego Velázquez, La costurera c. 1640-1650, National Gallery of Art Washington

Estas actividades han sido y continúan siendo poco reconocidas en los discursos dominantes de la Historia del arte, consideradas prácticas monótonas carentes de valor  alejadas de las capacidades creativas y artísticas, para las que no se requiere imaginación. Al ser actividades tradicionalmente realizadas por mujeres en el pasado y en el presente han sido valoradas como inferiores. La Historia del arte ha generalizado las representaciones de mujeres cosiendo en las que la labor de aguja y encaje aparece asociada a la virtud femenina, pudiendo trazarse a través de la historia de la pintura occidental, una tradición de imágenes de costureras, encajeras y bordadoras inmersas y absortas en su tarea.

En la obra de Remedios Varo la aguja se torna en símbolo de la creatividad femenina y el acto de tejer alude a los mitos femeninos sobre la creación del universo. En Bordando el manto terrestre (1961), la faz de la tierra se ha transformado en una tela que se va desenrollando desde un taller de bordadoras situado en el cielo.

Remedios Varo, Bordando el manto terrestre, 1961
Remedios Varo, Bordando el manto terrestre, 1961

El trabajo de estas mujeres, identificado con las labores tradicionales que han formado parte de su educación, se convierte en la obra de Varo en un acto de creación divina, siendo las bordadoras las auténticas creadoras del mundo. Al feminizar la creación de la Tierra, Varo enaltece la actividad artística como acto femenino, ensalzando a su vez a la mujer como artista. Pero este acto de creación, realizado en grupo y bajo la atenta mirada de un contramaestre masculino, tiene lugar en un espacio cerrado, que aprisiona y encierra a las mujeres. La torre es un lugar de confinamiento, en el que el bordado se convierte en el acto creativo de la vida y del destino.

Remedios Varo, Tejido espacio-tiempo, 1954
Remedios Varo, Tejido espacio-tiempo, 1954

En Tejido espacio-tiempo (1954), Varo representa de forma ampliada la trama de un trozo de tela en la que bajo un foco se ilumina una escena con un caballero que va al encuentro de una dama. Proyectada por la mirada masculina, esta Penélope medieval permanece encerrada en un marco del que no se la puede liberar fácilmente. En su encierro esperando a su Ulises, el tejido se torna espacio pero también tiempo, creando un orden temporal que solo a ella pertenece. Es la Penélope que describe Peter Bürger:

“Esta Penélope transforma el papel que le designa el orden masculino. Desde luego que teje, como exige este orden de la mujer griega, por el día el vestido nupcial, cuya finalización marca el punto en el que debe decidirse por uno de los pretendientes, pero por las noches vuelve a destejer lo tejido. Ella no elabora un producto del trabajo, sino tiempo (…) ni participa en el orden de los héroes, que la custodian combatiendo entre sí como una naturaleza prepotente, ni en el orden de la producción útil, (…) cuyo completo afán está dirigido a producir tiempo en el que ella y sus doncellas se pertenecen a sí mismas; un orden de la vida que se opondría al orden masculino de la muerte (…) pero tan pronto como el señor ha retornado a casa, vuelve a prevalecer el tiempo de Odiseo”[1].

 

[1] Christa Bürger y Peter Bürger, La desaparición del sujeto. Una historia de la subjetividad de Montaigne a Blanchot, Ediciones Akal, Madrid, 2001, pp.25, 26.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s